Bolsas oxidegradables y biodegradables

Nuestro planeta está expuesto todo el tiempo a muchos elementos contaminantes que poco a poco lo van  deteriorando. Uno de ellos son las bolsas NO Biodegradables, cada hora millones de personas en todo el mundo las utilizan para votar la basura a la calle.

Inconscientemente la gente no tiene en cuenta que las bolsas NO Biodegradables tardan más de 200 años en biodegradarse y en todo ese tiempo provocan daños irreversibles a los ecosistemas poniendo en  peligro nuestra propia vida.

En Plasticam DYM nos importa el bienestar de nuestro planeta y de los seres humanos,  por tal motivo manejamos en nuestros productos Bolsas  Biodegradables NO contaminantes que en poco tiempo se biodegradan y no dejan residuos que contaminen al medio ambiente.

¿Cómo funciona el proceso de Biodegradación?

Una bolsa de plástico tradicional está compuesta por una cadena  molecular de carbono e hidrógeno fuertemente enlazados, al agregar el aditivo D2W ó P-live este se integra a su estructura y al entrar en contacto con calor, rayos UV y fricción el plástico comienza a fragmentarse en pedazos cada vez más pequeños comenzando así su degradación.

Cuando las bolsas biodegradables ya están deterioradas los microorganismos pueden asimilarla, este proceso de biodegradación puede durar hasta 36 meses, es así como las bolsas biodegradables se convierten en abono, vapor de agua y CO2 que luego serán parte de la fotosíntesis.

Desde el momento en que usted elije usar bolsas biodegradables ya forma parte de este positivo ciclo para preservar el bienestar del planeta.

 

Las bolsas de plástico son increíbles, duraderas, flexibles, asépticas, baratas, imprimibles, prácticas.

Las bolsas de plástico se están incorporando a nuestras vidas cada vez más, desechamos millones de toneladas al  año, anteriormente estas contaminaban, ríos, lagos, campos, ciudades y tardaban hasta 400 años en degradarse.

Imagina que las bolsas de plástico que usamos y desechamos hoy en día se degradaran y se incorporaran más rápido al medio ambiente sería como un sueño ¿No?

Pero gracias a la innovación esto ya es posible. Al añadir una pequeña cantidad de la fórmula D2W ó P-live en la elaboración de bolsas de plástico convencionales estas se transforman en bolsas de plástico OXO-BIODEGRADABLE.

La compleja molécula del plástico que es resistente a la oxidación y a la descomposición se rompe gracias al D2W ó P-live y  se convierte en una molécula más frágil hidrófila y degradable.

Las bolsas de plástico oxo biodegradable al descomponerse se transforman en agua CO2, lentamente permiten la fijación del carbono al suelo y biomasa lo cual ayuda a nutrir la tierra.

Las bolsas de plástico oxo biodegradables marcan el principio del fin de la contaminación por tirar bolsas de plástico  al medio ambiente.

Las bolsas de plástico oxo biodegradables, plástico inteligente es muy barato, no requiere hacer cambios en la industria, tiene una vida útil programable, es reutilizable y reciclable.

La degradación se inicia al estar en contacto con los rayos UV y bacterias y no produce calentamiento global, no desvía recursos alimentarios para su producción ya que al igual que las  bolsas de plástico tradicionales es un subproducto de la elaboración de combustibles y es seguro en contacto con alimentos.

Los comentarios están cerrados.